Sobre la obra de Mireya Baglietto

Las obras núbicas que Baglietto realiza desde hace 32 años tienen un neto corte social  y están orientadas a provocar cambios radicales que mediante “el darse cuenta” superen el habitual pensamiento hegemónico de nuestra cultura.  Ella expresa que se trata de un arte de vínculos y no de objetos, un arte que no se consume, se devela.
Mediante el uso de un espejo dentro de espacios arquitectónicos creados con telas se despiertan miradas creativas que no tienen registro en la memoria. La experiencia ensancha la percepción hasta límites desconocidos. Todo es sorpresa, el cuerpo registra, asimila y abre el pensamiento.


 
La obra de esta artista está signada por principios de la contemporaneidad científica y por caminos espirituales que no reconocen dogma alguno; el espacio y la ingravidez han sido y son los recursos para que cientos de miles de participantes superen la percepción ordinaria.
Baglietto está convencida de que darse cuenta desde la sensibilidad es un sistema de conocimiento y que a la luz  de las capacidades propias de cada ser humano es posible activar nuevas perspectivas abiertas, holísticas e incluyentes que propendan al desarrollo de un mundo sustentable.
Acostumbrada a convocar materias de la inmaterialidad, en 2004 acompañada por Alex Fernández suma un nuevo recurso a su colección de intangibles: el aire, y con esta nueva substancia realiza obras que respiran al igual que  los organismos vivos. En estas últimas, el ya tradicional espejo núbico cambia su orientación, deja de apuntar hacia arriba para descubrir espacios y  enfocar volúmenes animados por el viento. El juego multiplica y dinamiza la realidad desocultando el mito de la objetividad. 
Hoy, después de más de quince años, la autora vuelve a realizar un mega evento de alta convocatoria en uno de los espacios culturales de mayor envergadura de Buenos Aires: El Palais de Glace.  Se trata de Miradas núbicas,  una invitación a la participación festiva con espejos,  a la que suma una nueva inquietud: lograr que los fundamentos del Arte Núbico sean aplicados a la educación, cualquiera sea el nivel educativo y social.
A lo largo de estos años cientos de miles de personas han explorado las inusuales percepciones de ingravidez que generan estas creaciones.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario